Estoy hecha de retazos

Cuando dejamos actuar al universo tal cual lo hace pero sin pretender buscarle sentido y sin oponernos a los sucesos que no nos gustan, se puede apreciar cómo funciona a la perfección. Las cosas suceden sincrónicamente en la vida para traer el mensaje preciso, el aprendizaje necesario y los recursos indispensables. 

 

Me sorprendo de cómo vivir en Israel me ha permitido abrir mi mente, y no lo digo exclusivamente en cuanto a darme cuenta que existen familias muy distintas por ejemplo, las de padres homosexuales, y que son realmente buenas; o a reconocer que el aborto es un problema social y por tanto, la ley debería tolerar sin imponerse a la moralidad de cada persona. Lo digo también porque me resulta fascinante como cada vez conozco a personas que han vivido en escenarios tan distintos y tan adversos que sólo había visto en películas.

 

Hoy doy gracias a todas las personas que se han atravesado en los más de dos años que he estado viviendo en este país.  Los que, para bien o para mal, se cruzaron en mi camino y me enriquecieron con su existencia para sumar lo que hoy soy.  Agradezco a quienes siguen conmigo, a quienes se fueron, y a quienes permanecerán para llenarme más de sabiduría y experiencia con su presencia.

 

 

ESTOY HECHA DE RETAZOS.

(Cora Coralina)

Estoy hecha de retazos

Pedacitos coloridos de cada vida que pasa por la mía y que voy cosiendo en el alma.

No siempre son bonitos, ni siempre felices, pero me agregan y me hacen ser quien soy.

En cada encuentro, en cada contacto, voy quedando mayor..

En cada retazo una vida, una lección, un cariño, una nostalgia ...

Que me hacen más persona, más humana, más completa.

Y pienso que es así como la vida se hace: de pedazos de otras gentes que se van convirtiendo en parte de la gente también.

Y la mejor parte es que nunca estaremos listos, finalizados ...

Siempre habrá un retazo para añadir al alma.

Por lo tanto, gracias a cada uno de ustedes, que forman parte de mi vida y que me permiten engrandecer mi historia con los retazos dejados en mí. Que yo también pueda dejar pedacitos de mí por los caminos y que puedan ser parte de sus historias.

Y que así, de retazo en retazo podamos convertirnos, un día, un inmenso bordado de "nosotros".

 

Y la mejor parte de es que nunca estaremos listos, finalizados.....

 

Escribir comentario

Comentarios: 0