· 

Cuando duerme un bebé

Me encanta tu existencia, amo verte con esa energía que te lleva a descubrir el mundo. 

Tu sonrisa es mi mejor alimento y medicina, pero cuando duermes, encuentro una calma que jamás había experimentado.

Es que puedo oírte respirar profundo, y al ver tus ojitos cerrados,  siento tanta paz.

Qué bonito es tenerte aquí cerquita dormido. 

Qué bonito es admirar cada parte de ti, tan definida y tan perfecta. 

Es la calma de tu siesta la que repone mi alma.  

La que olvida los berrinches,  responde mis dudas y da alivio a mi cansancio.

Y así, en el silencio de tu dulce sueño, puedo admirarte.

Puedo reconocerme como mamá y honrar nuestro nacimiento. 

Porque cuando tú naciste, nací yo como madre.

No busco el aplauso de un sacrificio, no te lo dejo en deuda. Ha sido un camino cansado que he decidido seguir y estoy plenamente agradecida por haberlo logrado hasta hoy.

Es en esta paz en la que puedo verte y enamorarme de lo hermoso que eres. 

Gracias por agrandar mi corazón, por hacerme sentir este amor tan grande, y por dormir en este instante. 

¿Qué soñarás mi bebé?...

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Liliana (martes, 02 abril 2019 10:49)

    Qué forma tan hermosa de expresar ese sentimiento de amor y de reconocer que, a pesar de todo, el ser madre es una experiencia maravillosa y extraordinaria. Felicidades mi linda Lau